Mi novia siempre fue muy clásica para el sexo y esta vez antes de ir a la playa me pide que le haga el orto. Sin pensarlo y con la verga dura de solo pensar en culiar esa hermosa cola de 18 años ya estoy listo para darle por el culo, la pendeja en un sillón se pone en cuatro patas y se abre bien el culo para que la penetre muy duro y profundo por el orto hasta dejárselo bien abierto.

5.037 visitas
Categorías: Sexo anal